Download Escrito Sin Permiso : reportaje desde el calabozo by Manuel Vázquez Portal PDF

Download Escrito Sin Permiso : reportaje desde el calabozo by Manuel Vázquez Portal PDF

By Manuel Vázquez Portal

Show description

Read or Download Escrito Sin Permiso : reportaje desde el calabozo PDF

Best spanish books

El rechazo de las minorías. Ensayo sobre la geografía de la furia

En este lúcido análisis, Arjun Appadurai estudia los peligros del etnicismo nacionalista, los angeles creación de miedos y recelos entre las mayorías y las minorías que conforman cualquier sociedad y el surgimiento de nuevos colectivos (desde organizaciones no gubernamentales hasta grupos terroristas) situados al margen de los angeles clásica vertebración estatal.

Additional resources for Escrito Sin Permiso : reportaje desde el calabozo

Sample text

Yoly y Xiomy. 30 minutos. No nos permiten privacidad. 5 de mayo. Hoy ingresan a mi hijo Gabriel para operación. Los días pasan lentos. Leo mucho. 62 Escrito sin Permiso 8 de mayo. Sobre el muro de más de ocho metros presencio un acto terrible. Los hermanos Agustín y Jorges Cervantes se amotinan gritando consignas contra el gobierno. La guarnición no logra bajarlos. Envían a reclusos a que los derriben del muro por la fuerza. Deben haberse golpeado fuertemente. No supe nada más del hecho. 12 de mayo.

Quiere una declaración por escrito. Es realmente torpe. Subestiman a la gente. Se creen que porque forman parte de la Contrainteligencia cubana son inteligentes de verdad. La partida que había abierto con el Primer Teniente Amaury Manuel continúa. Variante Lomaciega. Lomaciega es la zona campesina donde nací. “El problema es que no tengo cigarros, y yo sin cigarros no puedo escribir”. Le explico. Asunto resuelto. Timbre, camuflado entre las gavetas, pulsado. Guardianes que aparecen. Orden de que se lleven a la celda a buscar los cigarrillos.

Ya es mío. De ahora en adelante voy a hacer con él lo que me dé la gana. Digo, si sus superiores cometen la torpeza de dejármelo para nuevos interrogatorios. Le hallé fácil el lado flaco. Frente a obviedades responde con rudeza. Pienso en los animados infantiles rusos: “Liebre, deja que te coja…”. No lo volví a ver hasta el día 4 de abril. El día de la farsa que ellos nombraron juicio. El instante propicio, para con testigos, mostrarle una parte de mi rostro verdadero, sin que pudieran negarlo o tergiversarlo.

Download PDF sample

Rated 4.49 of 5 – based on 35 votes
Comments are closed.